.


Para H. Cartier Bresson, en cada fotografía se imprime la decisión del ojo.

Como en una fotografía, en Haiku se imprime la decisión de la palabra para describir lo eterno. Sean bienvenidos a ésta parcela de mundo en la que vamos dejando, como huellas, nuestros.... instantes eternos.

.

(Cuando cambia la mirada, cambia también el horizonte. Se ensancha, se amplía, tomamos conciencia de nuestra pequeñez. Es entonces cuando podemos vislumbrar a cabalidad que no estamos solos, que la presencia de otros nos enriquece y nos eleva.
Podrán leer en éste espacio a algunos amigos que comparten el gusto por la poesía japonesa, con quienes intercambio, crezco, aprendo y me proyecto.
....)

.

Según Vicente Haya, "nuestros haikus no deben tener otra pretensión que ser la palabra que acompaña a nuestra ignorancia. La palabra de un caminante que no sabe dónde está su meta... Ahí está la fertilidad salvaje del haiku. El haiku es una selva que nunca se termina de recorrer, en extensión, en profundidad… Cuando has acabado la selva de fuera, te queda la selva de dentro."

Invitados quedáis, pues..... al final de la página encontraréis una lista de reproducción que, si deseáis, os puede acompañar en el recorrido..... gracias por vuestra presencia.



domingo, 12 de mayo de 2013


 Anocheciendo,
el viento frío
levanta la hojarasca.


Autor: Lester Flores López (Cuba)

4 comentarios:

  1. Muy sugerente, Lester.
    Y muy real. Por aquí algo de eso también ocurre. Cosas del otoño... que tocan el corazón.

    Gracias, amigo.
    Gracias, Leti.

    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  2. anochesiendo mi alma se eleva al cielo

    ResponderEliminar
  3. Gracias algo tarde por los comentarios. Sí, una escena que me toca profundo, que me dice mucho del mundo. Espero haber sabido captarla.

    Lester

    ResponderEliminar